10 datos curiosos sobre los Bonsais

SPEAK YOUR MIND

Estos 10 datos curiosos sobre los bonsais te ayudaran a conocer un poco mas sobre estas plantas y su interesante arte. Véalos ya…

10_datos_curiosos_bonsais_1

1 – El origen del arte del bonsái, atribuido a menudo a los japoneses, es en realidad chino. Muchos expertos están de acuerdo en que el arte del bonsái, conocido como Pensai en China, era practicado por eruditos, monjes y la clase noble de China of China desde el año 600 después de Cristo.

2 – La palabra “Bonsái”, está constituida por dos caracteres japoneses “Bon” que quiere decir bandeja y “sai” que quiere decir planta, que cuando se traducen literalmente quieren decir: ¿bandeja planta? Por supuesto, el cultivo de árboles bonsái ha avanzado mucho desde sus humildes comienzos de plantas en bandejas.

3 – Un terremoto es responsable de cambiar el “epicentro” del cultivo del bonsái en Japón. En 1923 un terremoto der magnitud 8.3 devasto toda la región Kanto de Japón. Destruyendo grandes partes de las dos ciudades más grandes: Tokio y Yokohama; junto a la mayoría de negocios relacionados con los Bonsáis. Como resultado, la comunidad de negocios de bonsáis, en un esfuerzo por salvar sus formas para ganarse la vida, colectivamente compraron un pedazo de tierra a las afueras de Tokio, en la región Omiya, donde sus negocios florecieron una vez más.

4 – En 1976 la gente de Japón, en honor a la Celebración del Bicentenario de los Estados Unidos, le regalaron a América 53 árboles de bonsái de incalculable valor y 6 rocas de los eruditos. Estos regalos se convirtieron en la base de muchas colecciones.

5 – La corteza de un árbol tiene 3 funciones muy útiles e importantes. Es a prueba de agua, de esta forma previene el goteo del floema; también acomoda a pequeñas estructuras, llamadas lenticelas, que le permiten respirar al árbol; y la tercera función de la corteza es proteger al floema de todo tipo de impactos, abrasiones y ataques de plagas; incluyendo insectos y hongos.

6 – las heridas en los arboles bonsái so sanan en la misma forma que las heridas de los humanos y animales. Esto quiere decir que los árboles no son capaces de reparar tejidos dañados; en ves, ellos continúan creando nuevas capas de células con cada año de crecimiento hasta que la herida es cubierta completamente.

7 – Si usted mira el corte transversal Del tronco de un árbol usted vera anillos y cada uno de estos indica un año completo de crecimiento y vida. Los científicos pueden deducir por el grosor de un anillo en cual año llovió mas y por consiguiente tuvo más crecimiento el árbol.

8 – Los arboles maduros, los bonsái y los de jardín, desarrollan lo que es conocido como “collar” alrededor de la base de las ramas más grandes. Este lleva años en desarrollarse y es causado por el movimiento arriba y abajo, adelante y atrás, de las ramas más grandes y largas a medida que son empujadas por la madre naturaleza.

9 – El otoño es la mejor temporada del año para podar a la mayoría de bonsáis que ya han caducado. Hay al menos 2 buenas razones para esto: primero, el hecho de que todas las hojas se le han caído es una buena señal de que su árbol ha entrado un periodo de inactividad y por consiguiente, no “sangrara” o perderá savia mientras es podado (aunque aun es recomendable aplicar sellante de heridas a todas las cortadas grandes); y segundo, ahora que el bonsái está desnudo usted puede ver y alcanzar ramas indeseables o muertas que han sido cubiertas por otras ramas más grandes.

10 – Los arboles de bonsái, y también otros árboles y plantas, son capaces de absorber nutrientes sintéticos a través de su hojas. A veces mucho mejor que a través de sus raíces. Cuando este alimentando a través de las hojas, asegúrese de seguir detalladamente todas las instrucciones del creador y nunca lo haga directamente bajo la luz del sol, ya que las hojas se pueden quemar rápidamente.

Fuente